logoaduanasnet-01

Logo Lecomex con-respaldode-01

Noticias

Aumenta incertidumbre por el TLC de EE. UU., Canadá y México

(Actualizado martes 15 de mayo de 2018)

 

Las partes no han podido llegar a un acuerdo en los temas más sensibles.

 

Los representantes comerciales de Canadá, Estados Unidos y México concluyeron este viernes una semana de conversaciones sin un acuerdo para modernizar el TLCAN, aunque decidieron reanudar las negociaciones antes del plazo tope fijado por el presidente de la Cámara de Representantes estadounidense, Paul Ryan.

El fracaso para asegurar un rápido acuerdo subraya la incertidumbre sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el cual para el presidente Donald Trump "ha sido un desastre horrible, horrible para este país (Estados Unidos)".

Trump, que culpa al pacto comercial de 1994 de la pérdida de empleos en las fábricas de Estados Unidos por un costo laboral más bajo en México, a menudo amenaza con retirarse a menos que los otros dos países miembros acepten cambios importantes.

Después de reunirse el viernes por apenas media hora, los principales funcionarios mexicanos y canadienses que participaron en las conversaciones para actualizar el acuerdo dejaron en claro que persistían grandes diferencias.

Fuente: Portafolio.


‘Colombia puede ser un gran ganador en la guerra comercial’

 

(Actualizado lunes 7 de mayo de 2018)

El experto Martín Gustavo Ibarra dice que el país no puede poner en peligro su TLC con EE.UU. por un problema de aranceles que debe resolver la OMC.

 

Colombia no debe asumir el riesgo de deteriorar la relación con Estados Unidos, nuestro principal inversionista y socio comercial por cuenta de una guerra comercial que no es nuestra, y de la cual podemos salir fortalecidos y ganadores”, aseguró Martín Gustavo Ibarra, abogado y economista de la Universidad Javeriana, y analista de comercio exterior.

 

El experto señala que “en las guerras unos pierden y otros ganan. El país puede ser un gran ganador, pues no tiene un superávit comercial crónico con EE. UU., y tiene un acuerdo con los más bajos requisitos de origen que los exigidos a cualquier socio comercial y una política agresiva de inversión extranjera”.

 

Es un momento clave de la relación bilateral. No solo está en juego la exclusión de la medida 232 (aranceles del acero y del aluminio). Por otro lado, la semana pasada el USTR incluyó a Colombia en la lista de observación prioritaria en materia de propiedad intelectual. Es una lista de países que están incumpliendo los compromisos en esta materia.

 

Considero que Colombia debe sentarse con EE. UU., su principal socio comercial, a resolver los pocos problemas que tenemos y a identificar las inmensas posibilidades de cooperación futura. Colombia es el segundo mercado más grande del mundo, después de México, con un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, y esto lo debemos utilizar.

 

Yo creo que el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, a cargo de este tema, tiene muy claro el camino: debe trabajar en el cumplimiento de los compromisos pendientes en el TLC, en especial en temas de propiedad intelectual y lucha contra la piratería, en coordinación con otros ministerios y entidades del Estado; e intensificar las negociaciones con Estados Unidos, tal como lo viene planteando.

Fuente: Portafolio.

¿Por qué los inversores perdieron la confianza en las petroleras?

(Actualizado lunes 30 de abril de 2018)

De las 100 acciones más grandes del MSCI World Index, solo seis son productores de petróleo.

Para generaciones de inversores, Exxon Mobil Corp. ha sido una piedra angular de las carteras de administradores de fondos junto con los nombres más importantes entre las empresas de Estados Unidos. Ya no lo es tanto. Desde que lideró el índice S&P 500 hace una década, la empresa ha caído al noveno lugar entre los 10 primeros que ahora están dominados por gigantes tecnológicos.

A sus rivales Royal Dutch Shell Plc y Chevron Corp. no les está yendo mucho mejor dado que los inversionistas exigen rendimientos de dividendos inusualmente altos para mantener las acciones. La culpa es de una troica tóxica que combina el suministro excesivo con temores de que la demanda a largo plazo se estancará a medida que prosperan los vehículos eléctricos y las energías renovables, y proliferan las políticas de cambio climático.

Y si bien es probable que el flujo de efectivo de las gigantes petroleras en 2018 sea el más alto en 12 años, los inversores en gran medida son indiferentes. "Las ganancias han empezado a llegar, pero nadie cree que sea sostenible", dijo Kevin Holt, quien ayuda a administrar 934.000 millones de dólares en Invesco Ltd. en Houston. "Es por eso que a las acciones no les ha ido bien a pesar de que las materias primas han subido. Todos están diciendo que no lo creen".

Años de gasto elevado en megaproyectos en todo el mundo causaron que los costos se dispararan. Eso evitó que las empresas de perforación aprovecharan cuando los precios del petróleo promediaban alrededor de 95 dólares por barril en 2011-2014 y los dejó expuestos cuando cayeron durante más de dos años.

En febrero, la ponderación de las acciones de energía en el S&P 500 cayó al 5,5 por ciento, la más baja en 14 años. Fuera del S&P, la ponderación de las grandes petroleras en los índices de acciones globales ahora se encuentra en un mínimo de 50 años, dijo Goldman Sachs Group Inc. en un informe de marzo. De las 100 acciones más grandes del MSCI World Index, solo seis son productores de petróleo.

Fuente: Portafolio.