logoaduanasnet-01

Logo Lecomex con-respaldode-01

Noticias

Covid-19 y el e-commerce

La pandemia ha servido de acelerador para el desarrollo del comercio electrónico tanto para las empresas como para los compradores.

Un día histórico para el comercio electrónico del país en materia de ventas”, dijo el presidente Iván Duque en su balance del segundo día sin IVA del pasado viernes 3 de julio.

De acuerdo con cifras preliminares, la jornada de “festivo tributario” reportó unos 320 mil millones de pesos.

Los dos días sin IVA se convirtieron en el punto álgido de uno de los fenómenos económicos más destacados que ha generado la pandemia del coronavirus. Se trata de la rápida aceleración en la adopción de prácticas de e-commerce tanto por empresas como por ciudadanos a raíz de las medidas sanitarias por la covid-19.

De acuerdo con un informe del Ministerio de las TIC y de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), en abril, primer mes de la cuarentena, el e-commerce se incrementó en un 73 por ciento. Los confinamientos empujaron a cientos de miles de colombianos a cambiar sus hábitos de consumo y adquirir a través de internet elementos de salud y deportivos y las compras diarias.

De acuerdo con la encuesta Pulso Empresarial del Dane, en el mes de abril pasado, el 54,1 por ciento de las empresas usó internet para la venta de sus productos mientras que tan solo el 24,7 por ciento reporta inversiones en soluciones digitales como ajuste a la normalidad de sus operaciones.

En resumen, la irrupción del coronavirus ha servido de potente catalizador en el desarrollo de prácticas de e-commerce en la economía colombiana. Como bien lo afirma el borrador del documento Conpes sobre una política nacional de comercio electrónico, éste es una “herramienta para la resiliencia económica”. Es decir, ha sido una alternativa eficiente para que el sector empresarial siga produciendo, vendiendo y distribuyendo sus productos.

No son pocos los cuellos de botella en toda la cadena de valor del comercio electrónico como la gestión de pagos, los temores al manejo de los datos y la información, la logística de entrega o el servicio postventa. De hecho, estas dificultades han quedado en evidencia en muchas plataformas de comercio en las dos jornadas de día sin IVA.

Soplan fuertes vientos a favor del comercio electrónico y su adopción dentro de las empresas en el país. Sin embargo, para hacer parte de la “nueva normalidad”, requerirá incentivos integrales que lo hagan parte de la recuperación económica.

Fuente: Portafolio.

Las empresas colombianas que crean hospitales móviles en 20 días

Entre las ventajas figura que se diseñaron para ser instalados en lugares como polideportivos o coliseos que están desocupados por la pandemia.

Tres empresas colombianas unieron sus conocimientos y desarrollaron un proyecto para construir e instalar en 20 días hospitales móviles con lo que se puede ampliar la capacidad hospitalaria para hacerle frente a la pandemia de la covid-19. "Estos hospitales móviles son de altísima calidad y todos los materiales usados están definidos por la norma de construcción en salud", dijo en un comunicado David Sandoval, de Ever Clean, compañía que junto a Solpro y Proarca, forman parte del proyecto.

Los materiales usados en la construcción no permiten que en los pisos, cielo rasos, pintura y muros se alojen bacterias. Asimismo tienen tapetes de desinfección, duchas, esclusas para entrar y salir, y zonas de descanso para los médicos.

Inicialmente, estos hospitales pueden atender cuidados básicos e intermedios de otras enfermedades para descongestionar los servicios médicos y en especial las UCI para que se puedan destinar a atender pacientes afectados por covid-19, añaden las empresas.

Sin embargo, la arquitectura se diseñó para que, en caso de que se desborde la atención de esta enfermedad en los centros de salud establecidos, el hospital móvil pueda adaptarse para recibir también pacientes con coronavirus.

Entre las ventajas de este tipo de hospitales móviles figura que se diseñaron para ser instalados en lugares como polideportivos o coliseos que están desocupados por la pandemia. En ese sentido, Ricardo Grisales, de Solpro, aseguró que "los requerimientos exigidos para poder montar el hospital móvil son sencillos, pero se deben cumplir a cabalidad".

Se debe disponer de un espacio libre, amplio y cubierto con unas dimensiones mínimas de 15 por 28 metros, que tenga superficie en concreto y disponibilidad de agua, electricidad y que tenga acceso de vehículos para el traslado de pacientes.

Los hospitales tienen cuatro diseños de 10, 14, 20, y 24 camas. Además, los modelos de 10 y 14 camas pueden ser ampliados con dos unidades de UCI en caso de que se requiera. También, tienen una vida útil de hasta 10 años y por la resistencia y calidad de los materiales usados una vez se termine la pandemia pueden ser desmontados y podrían convertirse en aulas o salones de conferencias.

Fuente: Portafolio.

¿Qué son los ‘tsunamis digitales’ y cómo prepararse para ellos?

Se les conoce así a las fechas de alta demanda como días sin IVA y Black Friday, entre otras.

De acuerdo con la Dian, durante el primer día sin IVA en el país las ventas a través de plataformas electrónicas crecieron un 800 %, 8 veces más de lo vendido el año anterior. Asimismo, según informó Fenalco, durante la jornada se reportaron seis (6) millones de transacciones electrónicas y un tráfico de comercio virtual de 100 mil personas por hora.

Expertos en comercio electrónico aseguran que las empresas deben comenzar a prepararse en fechas de ‘tsunamis digitales’ para evitar una alta demanda versus una baja disponibilidad para satisfacer las necesidades de los usuarios. Esto, debido a que se pueden presentar problemas técnicos en las páginas, filas digitales de más de una hora, compras incompletas por inestabilidad del servicio, caída de los servidores, junto con la falta de campañas de marketing que dirijan al comprador a su producto anhelado.

Fuente: Portafolio.

Ventana de oportunidad

 

Cualquier plan de recuperación económica que esté diseñando el gobierno Duque tiene que incluir tanto iniciativas de choque para la generación rápida de puestos de trabajo como una hoja de ruta para una reforma en materia laboral.

La suspensión de la regla fiscal para 2020 y 2021 abre asimismo la oportunidad para que el Gobierno mejore su margen de maniobra en el gasto público. No obstante, el no tener esos límites institucionales en materia de gasto obligan a las autoridades económicas a diseñar una estrategia fiscal que genere confianza en la sostenibilidad de las finanzas públicas en 2022, incluyendo el espacio para reformas.

La pandemia distrajo por unos meses la presión pública sobre la Casa de Nariño para destapar sus cartas sobre la reforma pensional. Así el Gobierno apueste a una versión deslactosada de “protección a la vejez” que no resuelva el desbalance estructural que hoy aqueja a las pensiones, el debate público sobre este tema debe retornar.

Otros aspectos de la agenda de reformas pendientes como la administración de Justicia o el paquete de mejoras a la competitividad empresarial también podrían ser considerados.

Reactivar los sectores económicos sin impulsar, siquiera algunas de estas reformas, implica perder una ventana de oportunidad para adoptar cambios necesarios y urgentes para aumentar la productividad y preparar mejor a la economía colombiana al escenario post-covid19. Es el último chance del Gobierno para avanzar en dejar una huella reformista amplia.

Fuente: Portafolio.