logoaduanasnet-01

Logo Lecomex con-respaldode-01

Noticias

‘Nos preparamos para competir en la globalización’

(Actualizado lunes 17 de febrero de 2020)

 

Jorge Hernando Pedraza, secretario general de la CAN, dice que el organismo se está fortaleciendo con más acuerdos y rutas comerciales.

 

En un momento en el que el sistema de comercio internacional se tambalea, contar con una mayor fuerza es clave. Y ese es el objetivo de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que busca fortalecer la integración de sus países (Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia) para conquistar nuevos mercados y no tener que subordinarse a las potencias globales.

 

Jorge Hernando Pedraza, secretario general del organismo, habla de este tema en su visita a Colombia.

 

¿Cuáles son los objetivos de la visita?

Quiero agradecer al gobierno colombiano porque el 19 de febrero va a rendirle un homenaje a los 50 años de este organismo, que es el más sólido de América Latina, y que lo tenemos consolidado como un instrumento al servicio de 111 millones de ciudadanos que reciben los beneficios en materia económica y social. Estamos cumpliendo con el mandato de generar calidad de vida. Además, hemos venido trabajando en el acuerdo que está muy cerca de darse, el estatuto migratorio, y esperamos acuerdos de cooperación.

¿Cuál de estos acuerdos destaca?

Estamos muy próximos a firmar un pacto de cooperación con Euroasia para abrir nuevos mercados. Hoy exportamos US$120.000 millones al mundo, somos la onceava economía del planeta, pero con ellos solo supone el 1% de esa cifra, por lo que si fortalecemos estos caminos y creamos rutas para exportar, no solo estamos haciendo la conquista de nuevos mercados, sino que nos estamos preparando para competir en la globalización para que estemos subordinados a las grandes economías como Estados Unidos, Unión Europea o China. Y, por supuesto, eso significa incrementar nuestros ingresos económicos, y eso es bienestar social.

¿Se persigue firmar un TLC con ellos?

Se adelantan puntos como que Euroasia (Rusia, Bielorusia, Armenia, Kazajistán y Kirguistán) tenga presencia como invitado en el encuentro empresarial andino de Guayaquil, también que nuestros empresarios vayan al foro de Vladivostok, y hemos propuesto la idea de firmar convenios de intercambio de experiencias para la facilitación de comercio o temas fitosanitarios que nos permita tener un crecimiento en las exportaciones.

¿También buscan acercarse a China?

Los tres destinos más importantes de nuestras exportaciones son EE. UU., Europa y China, y algunos de nuestros países tienen una balanza más importante con el gigante asiático, y eso significa que los destinos de nuestros productos no tienen problemas de inserción, y que estamos cumpliendo con las normas de calidad, para llegar a nuevos destinos.

¿Qué acuerdos surgieron en su consejo empresarial?

Por primera vez en 50 años lideramos un encuentro del consejo empresarial andino con el consejo consultivo empresarial, y se llegaron a varias conclusiones como la necesidad de armonizar normas de comercio electrónico, en tema productos cosméticos y propiedad intelectual, homogeneizar temas de alimentos procesados, y otras regulaciones de facilitación de comercio, así como las ventanillas únicas de comercio exterior.

¿Tienen pensado profundizar el acuerdo comercial de la CAN?

Atravesamos un momento de especial importancia y la consolidación que tenemos como institución y como instrumento de temas comerciales ha permitido que hayamos incrementado no solo las exportaciones al mundo, sino también entre nosotros.

(Los planes de la CAN para elevar las exportaciones).

El año antepasado hicimos US$9.000 millones y aspiramos a tener mayor crecimiento, y por eso tenemos que avanzar en mejorar la infraestructura, abaratar costos, minimizar trámites y otros temas. La expansión energética es otro de los proyectos importantes para generar seguridad y poder vender los excedentes al mercado.

¿Se ha avanzado en la integración?

He expuesto la necesidad de una convergencia de la integración, una teoría que buscar que el continente suramericano, que es el que más mecanismos de integración tiene, logre una convergencia de todos estos, con la idea de minimizar todo tipo de costos y, con ello, lograr una mayor integración de Latinoamérica.

¿Comparte la idea de que Latinoamérica es proteccionista?

Nosotros tenemos que consolidarnos en una posición de solidez y defensa, pero también tener una visión abierta. Creo que CAN es el ejemplo de haber logrado el 0% de aranceles al 100% de los productos entre nuestros países, y por supuesto los beneficios que supone eso, así como la libre movilidad, avanzar en homologación laboral y pensional, etc. La equidad de género también es otra de las áreas que queremos impulsar, además de la lucha contra la minería ilegal.

¿En qué va el plan de eliminar los costos de ‘roaming’ entre los países?

Estamos esperando que los operadores colombianos superen algunas dudas, pero las autoridades de regulación han avanzado y esperamos en muy poco tiempo tener muy buenas noticias.

¿Qué esperan para la economía de Latinoamérica con los retos actuales?

La economía de la región está conectada con todos los movimientos que ocurran en el mundo, por lo que la crisis del coronavirus va a tener impacto, al igual que los precios del petróleo.

¿Ven posible que se reincorpore Chile?

Hemos venido con una diplomacia para volver a los inicios, y la invitación a Chile creemos que sería un importante avance, y la CAN tiene total disponibilidad para regresarle los beneficios a los mercados y estabilizar la economía en el caso de Venezuela.

¿Qué destaca en estos 50 años?

El balance es muy positivo, y quizá uno de los aspectos del éxito de la CAN ha sido que, a diferencia de los demás, las normas son de directa aplicación y de obligatorio cumplimiento, y estas tienen el carácter de la supranacionalidad, prevalecen y priman sobre las que expiden los congresos de nuestros países, eso nos ha dado gran fortaleza. Nuestros principales retos son acercar la CAN al ciudadano, actualizar nuestras normas, darle más coherencia con las tendencias de los mercados mundiales y adaptarnos al nuevo ritmo de la sociedad.

Fuente: Portafolio.

‘Tendremos laboratorio para tratar las amenazas al banano’

(Actualizado miércoles 12 de febrero de 2020)

 

En el país se trabaja desde agosto en el cuidado de los cultivos por la presencia del hongo Fusarium (RT4) en fincas de la Guajira.

 

Desde agosto pasado, el país declaró en cuarentena más de 180 hectáreas de cultivos de banano en el norte del país por la presencia del hongo Fusarium (R4T), una enfermedad que puede permanecer en el suelo hasta por 30 años y que ataca las raíces de la variedad Cavendish de esta fruta y también del plátano que se produce en Colombia.

 

José Francisco Zúñiga, presidente de Asbama, el gremio bananero del Magdalena y la Guajira, que es la zona en la que se detectó el hongo, explicó cómo se ha tratado la enfermedad y qué otras afectaciones han tenido en la zona.

 

Además, el trabajo que están haciendo para menguar la llegada del Fusarium y su afectación en las exportaciones, que el año pasado registraron 933.761 millones de dólares, con un incremento de 7,87% respecto al 2018.

 

Las exportaciones desde la Guajira cayeron 44,4% por la afectación del hongo; en Bolívar la pérdida fue de 5,4% respecto al 2018 y, en Cesar, del 16,1%. Magdalena vendió en 2019 317.972 dólares, aportando 1% en las ventas al exterior.

 

“Si bien hubo una afectación en exportaciones porque hay 185 hectáreas que dejaron de producir, los datos del balance de producción son positivos. En el caso de los contenedores, el año pasado hubo 32.500, que es la misma cantidad del 2018 y que salió de los departamento de Magdalena, Cesar y Guajira”, expresó el directivo.

 

De igual forma, destacó que aunque fue la misma cantidad de contenedores, aumentó en el caso de la carga suelta.

 

“Podemos decir que tenemos alrededor de 50.000 toneladas exportadas en carga suelta y con los 32.500 contenedores están representando juntos 730.000 toneladas de bananos”, apuntó.

La meta este año es no bajar la cantidad en las ventas al exterior y al menos alcanzar el mismo valor que en los dos ultimos años, junto con el mantenimiento de los esfuerzos en el tema de Fusarium en la región norte.

 

También hay que tener en cuenta las renovaciones para que se reactiven los proyectos de comercio en esta región que por la amenaza del hongo no se ejecutaron en el 2019.

 

“En 2020 podríamos tener un crecimiento en las exportaciones del 5 o 10% respecto al año anterior, si las condiciones son las adecuadas”, dijo Zuñiga.

 

Además recordó cómo se ha dado el manejo del hongo. “A raíz del decreto de emergencia del ICA, el sector bananero tuvo una rápida reacción y ha sido reconocido por expertos, pues la forma en la que se enfrentó el problema ha mejorado la resiliencia del sector y se fortalecieron los protocolos de seguridad de las fincas enfermas. Esto ocurre incluso en aquellas donde no hay presencia”, agregó.

 

De acuerdo con el directivo, en las fincas en las que hubo afectación el sector privado invirtió cerca de 1,3 millones de dólares en las acciones para contener el hongo.

 

“Esta cifra debe dar la tranquilidad del compromiso que los afectados han tenido para que el daño no sea mayor, se han dado recursos físicos, técnicos y humanos para contener este Fusarium”, señaló.

 

Zuñiga apuntó que entre las acciones que se han tomado están las casetas y puntos únicos de entrada a las fincas, como lo establece la reglamentación en estos casos. Así se garantiza la misma desinfección y proceso a la entrada y a la salida de estas.

 

“De igual forma, cada finca que no está infectada ha hecho inversiones importantes y se calcula que al menos 70 millones de pesos se destinan desde cada una de ellas para mitigar el impacto”, indicó.

 

Junto con el acompañamiento del ICA, el gremio ha estado capacitando al personal para la atención de la problemática.

 

“Estamos construyendo un laboratorio para inaugurar en 3 meses que ya cuenta con los recursos, diseños y que busca, al estar ubicado en la zona bananera, ayudar con los diagnósticos de amenazas como el Fusarium y otras para poder anticiparse”, agregó.

 

Para el líder del gremio, el liderazgo y las mesas de mando unificado en la zona fueron claves también para mitigar la expansión del hongo.

 

“De otra forma, tenemos un convenio con el ICA para fortalecer el cuidado de 250 bananeros de comercio nacional, para que tengan un kit de bioseguridad, y también para que puedan adecuar los protocolos en las fincas, cada uno recibe un millón de pesos para esto”, puntualizó.

 

CONTROL DESDE LA RAÍZ

La idea es que con el laboratorio, que estará en las instalaciones de Agrosavia en la zona bananera, se tenga control sobre los estándares de bioseguridad, muestras y amenazas contra la fruta.

 

“Además de controlar las amenazas que ya tenemos identificadas y del hongo, podemos hacer un mayor cuidado en las fincas y estar mejor preparados. El ICA estará manejando este recurso de la comunidad bananera y que nos podrá servir como centro de investigación a futuro para apostarle a una mayor tecnificación y desarrollo del sector bananero en Colombia”, dijo José Francisco Zúñiga, presidente de Asbama.

Fuente: Portafolio.

EE. UU. ya no es el mayor socio comercial de Suramérica

(Actualizado lunes 27 de enero de 2020)

Solamente Colombia, Venezuela y Ecuador, mantienen un mayor intercambio con esa nación.

El tiempo que Estados Unidos, fue perdiendo su liderazgo mundial en material comercial, la mayor parte de los países suramericanos cambio el rumbo de sus principales negocios hacia el mercado chino.

Únicamente Colombia, Ecuador y Venezuela, mantienen como su socio principal para el comercio, a los Estados Unidos.

Para el 2018, China ya había acaparado en gran forma los mercados de 128 de los 190 países, constituyéndose como su más importante receptor de mercancías. Al comenzar el presente siglo, EE. UU. ejercía el dominio en el 80 % de dichos mercados, reduciéndose a un 30%, en la actualidad. Ese es el análisis realizado por el Instituto Lowy de Australia, y la firma de análisis de datos VisualCapitalist, en Nueva York, con base en cifras de los flujos de comercio mundial, recogidas por el FMI.

Bolivia fue el primer país en la subregión en entrar en contacto comercial con China. Aún en el 2006, Estados Unidos mantenía su supremacía, cuando Argentina inicio la exploración del gran mercado asiático. Para el 2009 Chile y Brasil siguieron la misma ruta. Seis años después Paraguay, Uruguay y Perú navegaban por las mismas aguas.

Hoy Estados Unidos mantiene su influencia comercial en Canadá, México, Centroamérica y el Caribe, además de los tres suramericanos mencionados. En apenas 5 años (2014-2018), las exportaciones del Cono Sur (Brasil, Chile y Argentina) hacia el mercado chino saltaron de US$78.300 millones a US$108.600 millones, en tanto que las importaciones desde China pasaron de más de US$$55.000 a US$58.000, arrojando un superávit para estos países.

Fuente: Portafolio.

Colombia exportó US$238 millones en economía naranja

(Actualizado martes 21 de enero de 2020)

 

En 2019, los servicios audiovisuales, creación de contenidos, software y TI llegaron a 52 destinos.

 

Los negocios, reportados por 256 empresas naranjas a ProColombia en 2019, dejaron como resultado un record de exportaciones colombianas de Economía Naranja por 238,9 millones de dólares.

 

Las compañías de 14 departamentos del país establecieron vínculos con 639 compradores de 52 países.

 

Los principales productos fueron principalmente del sector software y servicios TI, con 163,4 millones de dólares, y el de audiovisuales y contenidos digitales, con ventas al exterior por 75,2 millones de dólares.

“Superamos la meta en un 114% del monto de exportaciones para 2019 y en 163% del número de empresas exportadoras, lo que demuestra el enorme potencial exportador que tiene el país en sectores de la Economía Naranja, y que el mundo reconoce el talento y la creatividad de las empresas colombianas”, aseguró Flavia Santoro, presidenta de ProColombia.

Los principales destinos fueron Estados Unidos (77,7 millones de dólares), Argentina (56,1 millones de dólares) y Uruguay (23 millones de dólares). Además, Costa de Marfil, se ubicó en el noveno lugar, con 4,5 millones de dólares en compras de software y servicios TI.

Fuente: Portafolio.